Museo de Arte El Salvador
PROXIMAMENTE WEB LAM - MATTA

Exposición LAM- MATTA

Jueves 30 de noviembre 2017

La exposición conecta a los artistas Wifredo Lam y Rodrigo Matta bajo la línea del subconsciente, respondiendo a las vanguardias respectivas de sus épocas de producción artística.

En esta ocasión se contempla una muestra de grabados, que solo es una de tantas técnicas utilizadas por estos personajes. El vasto contenido de sus obras hace descubrir el pensamiento singular de cada uno de ellos y en especial un lenguaje extraordinario que se apoyó de la estética surrealista y otras corrientes influyentes como el Expresionismo abstracto y el Cubismo.

Se contemplan obras cargadas de una narrativa simbólica que orienta un camino al pensamiento profundo. La exploración de la abstracción en las figuras construye imágenes híbridas, a manera de ensambles de animales, humanos, y objetos, hasta convertirse en algunos casos en formas fusionadas con el espacio del fondo.

La serie “Le regard vertical” (La mirada vertical) de Wifredo Lam muestra estas fusiones a manera de tótems y se presentan como el retrato de un solo personaje donde prevalece la figura animal, además tienen un carácter tangible. El color acentuado abona a la postura de ese carácter adjudicado. De igual manera, en la serie “Erotique” de Roberto Matta, el espacio en negro se vuelve un elemento penetrante, aunado a la variedad de colores intensos; en este caso las figuras se distribuyen creando escenas.

Las series “Les damnations” (Las Condenaciones) de Matta y “Visible Invisible” de Lam, conciben un ambiente indefinido y atemporal, los colores se vuelven tenues y las figuras se muestran suspendidas en el espacio que conviven.

Estos artistas realizaron una búsqueda de un lenguaje propio, sin arraigarse completamente a un movimiento artístico en  particular. Su interés no era el ser definidos por motivos novedosos para su contemporaneidad, sino lograr un lenguaje idóneo como reflejo de su pensamiento.

La compilación de experiencias a lo largo de sus vidas, creó una conexión en el arte, no solo de lo íntimo, sino también con lo real y los impulsó a consagrarse junto a grandes artistas. Su pasión los llevó a aventurarse, uniéndose ambos a  diferentes causas políticas y sociales, dejando clara la relación entre sueño y realidad.

Información tomada de documentos de Fundación Ortiz Ortiz Gurdián

Sobre Wilfredo Lam 

Wifredo Lam nació el 8 de diciembre de, 1902 en Sagua la Grande, Cuba. Él fue el octavo hijo de Lam Yam, migrante chino, y Ana Serafina Castilla, de descendencia mestiza del Congo, Cuba y España.

En 1916 Lam y su familia se establecieron en La Habana. Se inscribió en la Escuela Profesional de Pintura y Escultura -la Academia de San Alejandro- donde estudió hasta 1923. Marcado por el impacto que tuvo en él las exhibiciones en el Museo de Bellas Artes, decidió convertirse en pintor. Recibió una beca para estudiar en Europa y se mudó a España teniendo 21 años de edad.

En 1931 su primera esposa y su hijo mueren de tuberculosis. El dolor de Lam es tan profundo que busca refugio en sus amigos españoles y establece contacto con varias organizaciones políticas. Empieza a dibujar carteles antifascistas y de la violencia de los combates nace el gran lienzo titulado “La Guerra Civil”.

En 1938, dejó España para dirigirse a París. Poco antes de su partida, se encontró con Helena Holzer quien se convirtió en su segunda esposa en 1944. Su encuentro con Picasso, fue decisivo para su carrera. Picasso lo introdujo a su círculo de amigos pintores, poetas y críticos de arte.

El 25 de marzo Lam y su esposa se embarcan, junto a otros 300 artistas e intelectuales, en dirección a Martinica huyendo de Francia y la Segunda Guerra Mundial. Durante este paso forzoso, y antes de partir hacia Cuba, Lam y Aimé Césaire, poeta y político de Martinica, se conocen y se convierten en amigos. De vuelta en su tierra natal, después de casi veinte años de ausencia, Lam desarrolla su estilo enriqueciéndose de la cultura afrocubana y como resultado de ello pintó más de un centenar de pinturas.

Varias exposiciones se llevan a cabo en los EE.UU, tal como en el Instituto de Arte Moderno de Boston, el MoMA de Nueva York y en la galería Pierre Matisse, donde se presentó su famosa obra “La Jungla” por primera vez. A lo largo del resto de su carrera, Lam se movería entre Cuba, Italia, y las ciudades de París y Nueva York. Wifredo Lam fallece el 11 de septiembre de 1982 en la capital francesa.

Sobre Roberto Matta

Nació en Santiago de Chile el 11 de noviembre de 1912. Hijo de padre chileno y madre española. Su madre era una insaciable lectora, quien fomentó el interés de Matta en el arte, la literatura y los idiomas.

Estudió arquitectura y diseño de interiores en el Colegio Jesuita Sacre Coeur y en la Universidad Católica de Santiago de 1929 al 1933. Dejó atrás su educación privilegiada y conservadora para unirse a la Marina Mercante. Se instaló en París en 1935, convirtiéndose en aprendiz en el taller del arquitecto modernista Le Corbusier, con quien trabaja dos años, y durante este tiempo estableció una estrecha amistad con varios miembros de la vanguardia literaria latinoamericana: Federico García Lorca, Pablo Neruda y Gabriela Mistral. Fue a través de Lorca que Matta fue introducido a importantes artistas surrealistas como Salvador Dalí, quien animó al joven a mostrarle algunos de sus dibujos a André Breton; éste, al ver el talento de un artista emergente y con un espíritu en común, lo invitó a sumarse oficialmente al grupo surrealista en 1937.

Estaba bien establecido dentro del grupo surrealista en el momento en que se vio obligado a huir de Europa hacia los Estados Unidos en el otoño de 1939. A mediados de la década de 1940, la obra de Matta cambió drásticamente. En respuesta a los horrores continuos de la Segunda Guerra Mundial, su nuevo uso de la figuración narrativa creó una significante grieta intelectual tanto con los surrealistas como con los expresionistas abstractos, lo que ocasionó que Breton lo sacara del grupo surrealista.

Entre sus exposiciones importantes se cuentan las retrospectivas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1957, la Galería Nacional de Berlín en 1970, y el Centro Pompidou de París en 1985. Experimentó extensivamente con el grabado, tapicería, cerámica, fabricación de muebles, y escultura. En sus últimos años, Matta dividió su tiempo entre Francia, Inglaterra e Italia, donde operaba un estudio, galería, y la escuela de cerámica. Continuó viajando, trabajando y comprometiéndose con las preocupaciones políticas contemporáneas hasta su muerte en Civitavecchia, Italia, en 2002.