Museo de Arte El Salvador
Camilo-minero-web-2017

Una mirada al grabado de Camilo Minero

En MARTE

El Museo de Arte de El Salvador presenta la exposición “Una mirada al grabado del artista Camilo Minero la muestra estará en nuestras salas desde el 3 de noviembre 2017 hasta el 7 de enero 2018.

Camilo Minero​ ​fue​ ​un​ ​artista​ ​con​ ​carácter​ ​humanista​ ​que​ ​se​ ​identificaba​ ​y​ ​unía​ ​a​ ​las​ ​causas sociales​ ​de​ ​su​ ​pueblo.​ ​Su​ ​obra​ ​fue​ ​un​ ​instrumento​ ​crítico​ ​que​ ​pretendía​ ​manifestar​ ​la​ ​falta de​ ​compromiso​ ​hacia​ ​el​ ​sector​ ​más​ ​vulnerable​ ​de​ ​una​ ​sociedad.​ ​

Según sus propias palabras: “Soy​ ​un​ ​pintor​ ​representativo​ ​sacudido​ ​por​ ​profundas​ ​emociones​ ​y​ ​sentimientos.​ ​He  encontrado​ ​en​ ​el​ ​Hombre,​ ​en​ ​la​ ​Naturaleza​ ​y​ ​en​ ​nuestras​ ​tradiciones,​ ​los​ ​temas​ ​y​ ​modelos​ ​de  inspiración​ ​para​ ​realizar​ ​mi​ ​obra;​ ​no​ ​puedo​ ​jamás​ ​abstraerme​ ​de​ ​la​ ​realidad​ ​que​ ​me​ ​circunda.  No​ ​vivo​ ​aislado​ ​de​ ​la​ ​sociedad,​ ​ni​ ​estoy​ ​parado​ ​sobre​ ​una​ ​roca​ ​en​ ​medio​ ​del​ ​océano.​ ​He buscado​ ​hacer​ ​arte​ ​sobre​ ​la​ ​vida​ ​cotidiana:​ ​la​ ​soledad,​ ​la​ ​muerte,​ ​el​ ​amor,​ ​el​ ​sufrimiento,​ ​el  trabajo;​ ​lo​ ​inícuo​ ​(sic),​ ​y​ ​sobre​ ​todo,​ ​las​ ​inquietudes​ ​de​ ​nuestro​ ​pueblo​ ​son​ ​mis​ ​temas  recurrentes.”

La​ ​evidente​ ​intención​ ​de​ ​su trabajo​ ​es​ ​catalogada​ ​en​ ​la​ ​tendencia​ ​artística​ ​del​ ​realismo​ ​social​ ​de​ ​los​ ​inicios​ ​del​ ​​ ​siglo​ ​XX, la​ ​cual​ ​como​ ​referencia,​ ​nos​ ​permite​ ​conocer​ ​la​ ​influencia​ ​en​ ​los​ ​procesos​ ​ejecutados​ ​por​ ​el artista​ ​en​ ​su​ ​trabajo.

Como​ ​se ha mencionado en​ varios​ ​textos,​ ​el​ ​dibujo​ ​en​ ​la​ ​obra​ ​de​ ​Minero​ ​es​ ​el​ ​elemento​ ​que dirige​ ​sus​ ​composiciones​ ​pictóricas​ ​y​ ​xilográficas.​ ​Las​ ​representaciones​ ​figurativas​ ​permiten descubrir​ ​la​ ​sencillez​ ​de​ ​su​ ​lenguaje​ ​y​ ​su​ ​determinación​ ​de​ ​enunciar​ ​con​ ​claridad​ ​el​ ​ideal​ ​que perseguía​ ​con​ ​penetrante​ ​convicción, al mismo tiempo revela su inclinación por el​ ​uso​ ​de marcados​ ​contraste a través de profundos​ ​calados​ ​en​ ​las​ ​matrices​ ​de​ xilografía,​ ​con​ ​​ ​las​ ​que lograba​ ​un​ ​peculiar​ ​​ ​grosor​ ​en​ ​el​ ​contorno ​ ​de​ ​las​ ​figuras y que permiten una notoria separación entre figura y fondo; aunque la separación de dichas áreas, no era exclusiva del trabajo del contorno, sino también del uso de líneas divisorias diagonales, u otras figuras geométricas básicas; éstas de alguna manera también se integran a la composición por los recursos técnicos utilizados por el artista, como el uso de a retícula, herramienta con la que ampliaba las formas de sus modelos.

Camilo​ ​Minero​ ​fue​ ​un​ ​artista​ ​que​ ​utilizaba​ ​los​ ​recursos​ ​técnicos​ ​de​ ​la​ ​época.​ ​A​ ​pesar​ ​de​ ​que  la​ ​xilografía​ ​es​ ​una​ ​técnica​ ​de​ ​grabado​ ​muy​ ​antigua,​ ​el​ ​artista​ ​supo​ ​incorporar​ ​nuevos  elementos​ ​en​ ​el​ ​proceso​ ​de​ ​elaboración​ ​de​ ​sus​ ​grabados​ ​xilográficos.  El​ ​seccionado​ ​que​ ​el​ ​maestro​ ​Minero​ ​solía​ ​hacer​ ​en​ ​varias​ ​de​ ​sus​ ​obras​ ​es​ ​una​ ​derivación​ ​del  recurso​ ​de​ ​la​ ​retícula.​ ​Así,​ ​el​ ​maestro​ ​no​ ​solo​ ​le​ ​interesó​ ​transferir​ ​el​ ​dibujo​ ​sino​ ​que​ ​también  el​ ​decidió​ ​transferir​ ​la​ ​retícula​ ​de​ ​forma​ ​íntegra​ ​o​ ​alterada​ ​en​ ​algunas​ ​partes​ ​según​ ​sus​ ​propias  determinaciones. 

 Información y citas tomadas de “Aproximación al grabado de Camilo Minero”, por Mauricio Linares Aguilar, (en proceso de publicación).

Sobre Camilo​ ​Minero​ ​(1917​ ​-​ ​2005)

Camilo Minero nació el 11 de noviembre de 1917 en Zacatecoluca, departamento de La Paz. Estudió ​en 1932 en el Taller de Pintura y Escultura de Marcelino Carballo y, entre 1935 y ​1937, en la Escuela Nacional de Artes Gráficas (ENAG), dirigida por Carlos Alberto Imery y en la que su formación estuvo a cargo de los maestros Pedro Ángel Espinoza,​ ​Luis​ ​Alfredo​ ​Cáceres​ ​y​ ​José​ ​Mejía​ ​Vides.

Un hecho importante de su vida fue su estancia en México, país al que viaja mediante una beca, a estudiar pintura en el Instituto Politécnico Nacional, y grabado en el Taller de Gráfica Popular, entre los años de ​1957 y 1960. Este período lo fortalece, le permite estructurar de mejor manera su discurso plástico, ideológico y político, teniendo como referente a David Alfaro Siqueiros, muralista de vastas composiciones épicas, a quien Camilo Minero conoció y​ ​por​ ​quien​ ​confiesa​ ​una​ ​profunda​ ​admiración. Fue uno de los fundadores de la Sociedad de Pintores Jóvenes de El Salvador (1945) y de los Pintores Independientes (1957-1960). En 1967, con Mejía Vides fundaron la Casa del Arte​. En 1953 fue miembro del recién formado Grupo Octubre, conformado por escritores y artistas. En 1955 fue secretario de relaciones del Comité Central Prudista de Artistas Salvadoreños.​ Fue profesor de Dibujo y Escenografía en la ENAG y de la Escuela de Artes.​ Fue autor de uno de los murales del edificio de la Rectoría de la Universidad Nacional de El Salvador, institución donde fungió como maestro de artes plásticas y la que, en 2001, le otorgó el  título de Doctor Honoris Causa. Además de este mural, pintó otros en Cuba y Nicaragua. Se destacó de manera especial en la técnica del grabado en madera o xilografía. Realizó diversas​ ​exposiciones​ ​en​ ​Centro​ ​América​ ​y​ ​algunos​ ​países​ ​de​ ​Europa.

Obras suyas se encuentran en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en el Museo de                  Grabado de Buenos Aires, Argentina.​ Representó a El Salvador junto a otros artistas, en la I Bienal Interamericana de Pintura y Grabado del Instituto Nacional de Bellas Artes de  México. ​En 1962 y 1964 en la III y IV Bienal Internacional de Grabado en Tokio, Japón. En 1973 en la I Bienal Americana de Grabado en el Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Chile.

En el 2005 el MARTE realizó un homenaje a​ Camilo Minero, con​ ​la​ ​exposición​ ​La Poesía del Testimonio y en el 2017 recuerda el centenario de su nacimiento a través de esta muestra.

Fuente: Programa Artista del Mes, MARTE

El dibujo es la base de su grabado al igual que en todas las disciplinas que el maestro cultivó. De igual forma su grabado es coherente con sus principios estéticos e ideológicos. Camilo Minero retoma del realismo social las bases para construir su lenguaje personal que ahora podemos distinguir por su concreta sencillez figurativa y por su determinación representativa del contexto popular y cotidiano. El maestro Minero demostró no sólo un especial respeto a la tradición de las técnicas del grabado como la xilografía, sino también un interés experimental por otras técnicas del grabado como la serigrafía.

 

Aproximación al grabado de Camilo Minero”, por Mauricio Linares Aguilar, (en proceso de publicación).